Bután, país asiático donde la felicidad es más importante que el turismo

Bután  su nombre significa ‘La tierra del dragón de truenos’ y es un país emplazado en la cordillera del Himalaya, limitanto con China e India. Con aproximadamente  750 mil habitantes , en una superficie de aproximadamente 38 mil kilómetros cuadrados, es uno de los países más pequeños del planeta Tierra pero según información recopilada por la Organización de las Naciones Unidas, es uno de los países más felices del mundo. Y, ¿cómo fue posible?

Para encontrar el equilibrio entre esta apertura al exterior y la conservación de las tradiciones del pueblo, se creó el concepto de Felicidad Interior Bruta (FIB), sustituto al Producto Interior Bruto (PIB) por el que se rigen las demás economías del mundo. Esta FIB, que se creó acorde a la filosofía budista, persigue intensificar el bienestar humano a partir de la garantía de ciertos derechos y parámetros sociales y no promover tanto la persecución de bienes materiales, sin olvidar considerar como parte relevante los animales y naturaleza. El FIB que orienta las políticas públicas de ese país, realiza una medición basada en varios aspectos que afectan directamente a la felicidad de la población, como: la protección del medio ambiente, la biodiversidad, la conservación de la cultura, el desarrollo socioeconómico sostenible, entre otros. Como ejemplo de aplicación de esos estudios, es que se indicó como necesidad de la población, encontrar el equilibrio entre el desarrollo material y espiritual y por ese motivo la práctica de la meditación era un aspecto relevante. Con estos resultados, el gobierno decidió invertir unos cien mil dólares en la construcción de cabañas con instalaciones básicas de electricidad y agua en las montañas para facilitar su práctica a las familias.

En un estudio sobre la felicidad organizado por la Universidad de Leicester (Reino Unido) en 2006 y dirigido a 178 países, Bután obtuvo el octavo puesto a nivel mundial, y el primer puesto de entre los países de Asia, y se ha mantenido a la cabeza durante estos años. Ya sea en la calle, el campo, los templos o escuelas, parece que los butaneses aguardan con una sonrisa en la cara. 

Habías escuchado antes de este país? Crees que sea posible implentar un modelo similar? Coméntanos a contacto@soyfelizyque.cl

Soyfelizyque

Una invitación a ser feliz!.