Enojo y odio, falsa felicidad

El enojo o enfado, es un sentimiento causado por una falta de obediencia, de obligación o de respeto hacia nuestra persona. Y cuando este se intensifica, este se sentimiento se convierte en. odio, el cual puede ser definida como la pérdida de la felicidad y motivador de la venganza, el desear la infelicidad hacia otra persona. Pero por qué sucede? Porque duele que alguien nos haga daño y queremos y deseamos que, por lo menos, sufra algo de lo que nosotros hemos sentido. Y eso nos alivia, pero finalmente es un sentimiento engañoso porque el efecto no depende de uno mismo, depende de nuestros deseos negativos hacia el otro.

Basar tu felicidad en la desgracia de aquel que te hizo daño, es basar tu vida en la infelicidad de los demásLa felicidad de uno depende solo y exclusivamente de uno mismo. No depende de terceras personas, porque si así fuera estaríamos enfocados a la infelicidad.

Sin embargo, último estudios señalan que el enojo como el odio, sentimientos negativos, si se expresan crean mayor nivel de satisfacción entre quienes lo expresan versus entre quienes lo omiten pese que tuvieran toda la intención de manifestarlo, afectando directamente nuestra nuestra felicidad(estudio liderado por científicos de la Universidad Hebrea de Jerusalén)El estudio viene a demostrar que cuando estamos enojados también podemos sentirnos felices, siempre que aceptemos ese sentimiento PERO el problema de experimentar estas emociones por un tiempo prolongado y entregando una asociación directa de nuestra felicidad personal por el daño que deseamos a un tercero, podría ser el problema y que afecta directamente a nuestra felicidad.

Entonces para mantener un justo balance, ¿qué podemos hacer?, aquí compartimos algunas sugerencias:
1.- Identifica la situación que provoca tu enojo o enfado. 
2.- Intenta conversar con quien provocó esa situación y comunícate qué provocó en ti, qué podría hacer esa persona para disminuir tu molestia.
3.- Acepta las disculpas si son necesarias, acepta los sentimientos provocados y déjalos ir!
Ahora si la situación anterior no puede ser trabajada con quien(es) la provocó(aron), entonces nuestro consejo es  el siguiente:
1.- Identifica la situación que provoca tu enojo o enfado. 
2.- Acepta los sentimientos provocados y déjalos ir!

Para ambos casos, puedes aplicar el perdón y enfocarte nuevamente en los aspecto positivos de tu vida, de tu propia felicidad, de lo que depende de ti!. Puede que al principio no sea una tarea fácil, pero con el tiempo te darás cuenta que este tipo de actitud concentra nuevamente tu esfuerzos por ser feliz con tus propias capacidades y no en la desdicha de venganza provocada por la infelicidad de otros o peor aún, la carga de emociones negativas que sólo restan tus esfuerzos por ser feliz!
Tus comentarios por este u otros temas, los esperamos felices en contacto@soyfelizyque.cl

Soyfelizyque

Una invitación a ser feliz!.