Fortaleciendo nuestra felicidad

Nuestra manera de hablar, caminar, cantar y nuestra postura, caracterizan y reflejan nuestra conducta, actitudes y comportamientos. A menudo creemos que estas maneras son las que más nos convienen y dejamos de aprender, limitando nuestro desarrollo y frenando la expansión de nuestro potencial y recursos verdaderos.
Ahora bien, gracias a la capacidad de aprendizaje del sistema nervioso, que evoluciona constantemente a partir de nuestra experiencia personal, podemos modificar nuestra manera de movernos y desarrollar nuevas habilidades y para lograr este dominio, existe hace uno años el método Feldenkrais. Considerado por muchos como un tratamiento de la medicina alternativa, es ya un hábito en EE.UU. y en buena parte de Europa del norte. ¿Pero en qué consiste? 

El método Feldenkrais permite prevenir tensiones y bloqueos innecesarios, dolores, falta de vitalidad y problemas psicosomáticos debidos al estrés o al sedentarismo creciente de nuestra sociedad actual. Todos queremos movernos con agilidad en el día a día. Sin embargo muchas veces, el ritmo acelerado o la falta de movimiento, traban nuestro dinamismo e impiden sentirnos a gusto en nuestro cuerpo y con nuestros gestosEn pocas palabras, el método Feldenkrais ayuda a aumentar tu potencial como persona a través del movimiento. Es decir, hacer conscientemente ejercicios como doblar lentamente el codo, juntar las manos o hacer girar un tobillo, permiten autoconocerse mejor y ser consciente así de cómo haces lo que haces. Una vez que lo sabes, ya puedes mejorar movimientos y vivir de manera más plena. Recuerda que todos tenemos un patrón de movimiento, que ya son hábitos y nos caracterizan y este método permite diferenciar los patrones sanos de los que no lo son, para poder así re-educarlos. 

¿A quienes esta dirigido? a todas aquellas personas que desean mejorar su calidad de vida y bienestar, fomentar su desarrollo personal o aumentar su potencial para actuar. Las clases no consideran una sesión de fuerza, ni sólo estiramientos. Todo lo contrario,  un profesor te guía verbalmente dictando qué movimientos debes hacer, buscando que te des cuenta de cómo te mueves, y que experimentes movimientos nuevos. Así puedes relacionar mejor las partes de tu cuerpo, orientarte mejor en el espacio, reconocer diferentes direcciones e intensidades posibles al moverte, y todo sin compararte con nadie.

El re-descubrirse gracias al conocimiento de tu cuerpo y la experimentación de tus posibilidades de movimiento, tiene varios beneficios  porque estás actuando directamente con tu sistema nervioso. Desde ventajas físicas como reducir los dolores crónicos y aumentar la flexibilidad, la concentración, el equilibrio, entre otros. Y beneficios emocionales como: mejorar la autoimagen, reducir el nivel de estrés, ansiedad o depresión, funcionar de forma orgánica, ampliar el panel de movimientos y sensaciones, desarrollar recursos y creatividadincrementar la salud y calidad de vida, contribuyendo a nuestro bien-estar y como consecuencia, nuestra propia felicidad.


¿Habías escuchado de este tratamiento? ¿Consideras o no que puede ser beneficioso para ti?. Tus comentarios los esperamos felices en contacto@soyfelizyque.cl


Soyfelizyque

Una invitación a ser feliz!.