Adiós, una forma de recuperar tu felicidad!

La vida es un continuo cambio, idealmente  siempre buscamos el equilibrio donde la plenitud y satisfacción implique algún desafío o esfuerzo por nuestro bien. Y porque no es preciso que cada día gocemos de una felicidad absoluta,  el juego real de la vida está en encontrar esa tranquilidad diaria con la cual sentirnos bien con nosotros mismos. Con lo que somos. Con lo que tenemos. Por lo anterior,  detenerse y hacerse esa pregunta  al empezar el día: ¿Cómo me encuentro hoy?  Tú también eres importante y debes saber cómo te encuentras, qué sientes, qué te duele y qué te falta, es muy necesario para descubrir si estamos siguiendo el camino que hemos decidido. 

Hacer balance anterior es un ejercicio tan sano como útil. Para ello, haz una visualización. A un lado está todo aquello que te arranca una sonrisa diaria, al otro lado, lo que te preocupa, lo que te hace daño. ¿Qué pesa más? ¿Las alegrías o las tristezas? Reflexiona sobre ello.

Es por este motivo, cuando vemos que la relación se está volviendo tóxica para nosotros, es mejor dejarlo y quedarse con lo bueno de esa vivencia. Y lo anterior también aplica para la familia, amistades y parejas, ya que compartir con alguien que no te suma, que te pone obstáculos, y, en casos extremos, que no te respeta ni te valora, es vivir una vida a medias.

Pero hoy vamos a centrarnos en las parejas, ya que son algunas de las consultas directas que nos hacen a contacto@soyfelizyque.cl. Sobretodo, porque muchas personas personas piensan que sacrificando su propia felicidad por la felicidad del otro, lograrán ser una pareja feliz. Todo lo contrario!  Y es que cuando notamos que no sentimos lo mismo por la persona que es nuestra pareja actual (no la echamos de menos ni queremos compartir cosas que antes sí queríamos), es mejor ser sincero(a) con la otra persona y optar ser feliz cada uno por su camino. Además debemos considerar, quizás nuestra pareja sí está enamorada de nosotros y estirar la relación podría dañar a la otra persona.

Es natural que sientas la barrera más sólida para lanzarte a decir adiós. Y es que todo lo vivido es un hermoso recuerdo para ti, que aún sigues guardando con amor y felicidad cada uno de los instantes, trascendentales e importantes. Pero si te dejaron de amar o no te corresponden, ámate más tú!. Recuerda los momentos maravillosos vividos contigo mismo(a) y comprende que tú eres el amor de tu vida, sólo así podrás compartir amor. Además, con serenidad puedes decirte a ti mismo(a): ”Son emociones que puedo controlar y me siento feliz por poder sentirlas, las acepto y las dejo libres“.

Es fundamental que si vas a cerrar la puerta, la cierres totalmente. Si dejas un espacio para “volver”, te arriesgas a pisar en falso y que el golpe final sea mucho más fuerte para ti porque estas consciente de todas tu emociones por la otra persona.No puedes permitirte seguir caminando en círculos, en torno a un sentimiento que quizá hasta tú mismo(a) inventaste, no es justo contigo ni menos con la otra persona. Así que detente y dile adiós, porque es será el gran paso para recuperar tu felicidad.

Recuerda compartirnos tus experiencias o comentarios de esta nota  u otro a contacto@soyfelizyque.cl. Anímate y participa!!!! 


Soyfelizyque

Una invitación a ser feliz!.