Decir no y tu felicidad

Muchas veces hemos tenido situaciones que, pese que a no tener motivación alguna, decimos "sí" cuando realmente en lo más profundo de nuestro corazón o ADN queremos decir "no", y para peor cedemos.

<< si deseas obtener en forma EXCLUSIVA nuestros contenidos, novedades, lanzamientos y mucho más, suscríbete a nuestro👉News Letter 👈>>⠀⠀⠀

Los motivos pueden ser muy variados, dependiendo del contexto y la persona, pero en general las causas suelen ser la timidez, la falta de habilidades sociales, el miedo a defraudar o ser rechazado, la necesidad de ser aprobados o agradar a los demás, la falta de seguridad en uno mismo o bien porque no sabemos diferenciar cuáles son nuestras prioridades.

Pero pasar el ceder diciendo sí aún cuando no estemos de acuerdo, podría afectar nuestra felicidad? Por supuesto que si! Y pese que pensemos que sólo es una expresión, tiene sus consecuencias, aquí te comentamos algunas:

  • Cada vez que nos negamos a nosotros mismos aquello que deseamos lo que hacemos es devaluarnos e ignorarnos, incentivando a tener una baja autoestima.
  • El no reflexionar antes de responder, nos hace asumir compromisos los cuales no podremos cumplir y para lograrlo, implica un alto nivel de estrés, ansiedad y hasta frustración. (tiempo, recursos para llevarlos a cabo, entre otros).
  • Exceso de frustración pueden llevar a tener explosiones de ira, debido a la acumulación previa del malestar que no se ha manifestado.
  • Si nos guardamos nuestras propias emociones, nuestro cuerpo se enferma, aparecen las migrañas, los dolores musculares, nos bajan las defensas, nuestro sistema inmunitario enferma, se elevan los niveles de cortisol en sangre y se incrementa el riesgo de aparición de enfermedades cardiovasculares.
  • Problemas interpersonales por no dejar claro lo que realmente queremos. Esto confunde a las personas de nuestro entorno, que desconocen nuestros auténticos sentimientos y deseos, y pueden confundirlos.
  • Incentivamos a los demás a abusar, porque la gente se " acostumbra” a saber que siempre estarán ahí y permitiéndoles compartir la propiedad de nuestro destino.

Por lo tanto si comienzas a dudar respecto a responder con un "no", lo recomendable es tomarse un tiempo para reflexionar y decidir, y una vez lo haya decidido, mantenerlo y no cambiarlo a la primera,  ser fiel a tu intención inicial. Así, de a poco, nuestras decisiones cada vez serán más fáciles y nos ayudará a ser personas consecuentes, creíbles y confiables.

Hay que aprender a decir “no” con paz, sin odios, discusiones o malos tonos, así contribuyes a mantener en óptimas condiciones tu salud física y emocional gracias a tu voluntad y determinación para decir no cuando estimes hacerlo. Te animas a intentarlo?

Cómo te ha parecido esta nota? Te invitamos a ver nuestro video relacionado en nuestro canal de Youtube, click aquí!

Recuerda, tus opiniones y sugerencias, las esperamos felices en contacto@soyfelizyque.cl






Soyfelizyque

Una invitación a ser feliz!.