Soñar despierto y felicidad

A quién no le ha pasado soñar despierto? Y generalmente mejores sueños son tan irreales como una película donde puedes fantasear todo lo que quieras. Y así tu mente divaga,  totalmente abstraída. Ahora, es más aún cuando nos vemos enfrentados a una tarea rutinaria y que solemos evadir, pensando en cualquier cosa que nos resulte agradable o bien, dejar que los pensamientos, a menudo inconexos, fluyan libremente mientras se está efectuando alguna actividad. Pero esto tendría relación con la felicidad? Y aquí nos encontramos con distintas opiniones al respecto. Porque si bien en un principio se solía indicar que vivir el momento, aunque sea tedioso, nos permite ser más felices esta postura se ha ido flexibilizando porque el soñar despierto, también tendría sus aportes en un aspecto de nuestras vidas.

Pero analicemos las dos posturas que más nos llamaron la atención

  • Un estudio realizado en el 2010 por la Universidad de Harvard,  por primera vez relacionó la felicidad con el hábito de soñar despiertos. Se aplicó un estudio a más de cinco mil personas en 83 países. Las cuales tuvieron que pasar algunos meses pendientes de sus iPhones. Una aplicación que tenían instalada en sus teléfonos los interrumpía cada cierto tiempo para interrogarlos: “¿Qué hace en este momento?; ¿en qué está pensando?; ¿cómo se siente ahora?”. Todos tenían que responder, sin importar cuan ocupados se encontrasen ni lo concentrados que pudiesen estar en ese preciso instante. Las personas en cuestión formaban parte de una novedosa y curiosa investigación llevada a cabo por sicólogos de la Universidad mencionada. ¿El objetivo? Determinar cuán propensos somos los seres humanos a “soñar despiertos” y qué consecuencias nos acarrea. Las conclusiones fueron sorprendentes. Los seres humanos pasamos casi la mitad del tiempo que permanecemos despiertos (47%) simplemente divagando, con la mente en cualquier parte, menos en lo que estamos haciendo. Los investigadores descubrieron que la capacidad para mantener este tipo de pensamiento -que no está presente en ninguna otra especie- no nos hace felices porque desaprovechamos la instancia de vivir el momento (estar conscientes de lo que vivimos). 
  • Sin embargo en los últimos años, un sector creciente del mundo educativo, aboga por aprovechar los beneficios de la divagación o las ensoñaciones como método para fomentar el uso creativo de la mente.  Además la mente errante abre, la puerta al diseño y fomento de actividades cuyo objetivo sea justamente asociar ideas aparentemente inconexas o dejar volar la imaginación y que pueden ser muy útiles si son bien encauzadas porque finalmente pareciera ser un mecanismo natural en el ser humano, si se hace de forma constructiva, es positivo y necesario para nuestra propia felicidad.

Y tu qué opinas al respecto?. Nosotros ahora consideramos que estar presentes, vivir el momento, en gran parte del día y pequeños espacios para soñar despierto, para incentivar nuestra creatividad,  podría ser la clave! 

Qué te pareció esta nota? Consideras que sueñas despierto(a) frecuentemente? Tus comentarios y sugerencias son bienvenidas!!! Escríbenos a contacto@soyfelizyque.cl

Soyfelizyque

Una invitación a ser feliz!.