El saber no ocupa lugar, la felicidad tampoco

"El saber no ocupa lugar", sabías palabras que quedaron grabadas en mi memoria hace muchos años. Y la persona que me las compartió, fue un adulto mayor que vivió una vida admirable por muchos que tuvimos el privilegio de poder conocerla.  Y es por esto, a través de estas líneas, tengo la oportunidad de compartir una de las tantas cualidades qué hizo de especial en su vida y gano mi admiración como cariño.

Teresa fue una persona que tuvo estudios profesionales, que para la época ya era algo muy diferenciador. Se casó muy joven y compartió sus vivencias prácticas con sus dos hijos/esposo. Lo curioso a lo anterior, es que durante toda su vida,  no dejó de aprender diversos temas que no siempre fueron de su habilidad, conocimiento, profesión o gusto. Pero si hubiese algo que destacar en su personalidad, fue siempre su predisposición positiva a obtener ese conocimiento con la finalidad de poder retransmitir como contribuir, con la oportunidad que la vida le presentaba y a la cual ella comentaba: "cambiar vidas" . Sin duda el vivir la experiencia del aprendizaje y motivar a otros a animarse a perfeccionarse sin desmerecer lo que había aprendido o vivido, fue un motor relevante en su vida. Además tuvo la cualidad de tener libertad para desaprender y volver aprender!. Fueron tantos temas que dominó, desde tecnología, psicología, proyectos ecológicos, medicina alternativa, nuevas técnicas de aprendizaje, entre muchos otros temas se instruyó y pese, que algunos representaron más dificultad que otros en su aprendizaje, por temas de tiempo/recursos invertidos/temáticas, su predisposición para poder transferir a las futuras generaciones que formó (niños como profesionales de la educación) fue el motor principal  de su vida. Y que pese al paso del tiempo,  cuando ya se jubiló, pudo continuar aplicando en los otros ámbitos de su vida que siempre fueron igual de importantes, pero ahora de manera más exclusiva: su ámbito familiar y personal

El poder dar una orientación a ese conocimiento,  fue su motivador principal de su vida y disfrutar de esa feliz experiencia, es la que nos permite mantener viva su presencia en nuestros recuerdos, ya que siempre fue una fuente importante de su felicidad y la compartía con quien conociera. 

Pensar que existen muchas "Teresas o Teresos" es formidable, más aún cuando sólo el hábito de una predisposición al aprendizaje con un sentido, puede ser un motivador importante de felicidad.  Por lo tanto, si pudieses comentarnos actualmente, ¿qué te motiva a ser feliz? y no lo has pensado mucho tiempo para responder, sea el aprendizaje u otro, vas por buen camino!

Tus comentarios y opiniones al respecto las esperamos felices en contacto@soyfelizyque.cl




Soyfelizyque

Una invitación a ser feliz!.