Expresamente felices


¿Sabías que la cultura, educación y personalidad pueden ser factores muy relevantes que influyen a la hora de demostrar los sentimientos? Pero también además de los anteriores, existen factores sociales como: evitar los conflictos,  sentirse rechazado o creer que no le van a entender, que también inciden.


Expresar aquello que nos gusta, que nos da miedo, decir las cosas que nos generan alegría, que percibimos con asco, expresar nuestro agradecimiento o mostrar muestras disculpas es lo que nos ayuda a liberar como a compartir nuestros sentimientos, y es la mejor manera de sentirnos bien. Recuerda que el cuerpo y la mente son unos perfectos reguladores de nuestra balanza interna, y deberíamos escucharnos más y controlar menos PERO recuerda: se trata de sincerarte con la otra persona, no de intentar convencer al otro ni de manipularlo. Las emociones y sentimientos son una imprescindible fuente de información: nos guían, nos ayudan a dar sentido a lo que pasa a nuestro alrededor, a entendernos a nosotros mismos y a relacionarnos con los demás, y nos motivan para alcanzar objetivos, provocar cambios, evitar situaciones dañinas o perseguir aquello que queremos, y finalmente a ser más felices. 

Las personas que reprimen constantemente lo que sienten, bien sea por vergüenza, por timidez o por miedo, acaban enfermando. Existen algunas enfermedades directamente relacionas con la incapacidad de expresar emociones y sentimientos: los dolores de estómago, las úlceras, los infartos, la hipertensión y el síndrome del colon irritable son algunos ejemplos. Pero además de lo que nos puede ocasionar a nivel físico, vivir guardando nuestros sentimientos puede llegar a deteriorar seriamente las relaciones con las personas que queremos.
Los sentimientos se pueden expresar de forma verbal (hablando de ellos) o de forma no verbal (actuando en función de ellos). Decir lo que se siente es la forma más directa pero no siempre la más creíble, por eso que siempre es importante la coherencia entre cómo se habla y se actúa. Y recuerda, que saber cuánto queremos a los demás no es suficiente: lo importante es que ellos se den cuenta y una buena comunicación es la antesala de una relación sana y próspera.

Nunca dejes de expresar lo que sientes por tener la convicción de que “no hace falta, ya lo saben”. Quizás lo sepan, pero nunca está de más que te lo recuerden.

Y tu,  expresas tus emociones con frecuencia?, coméntanos a contacto@soyfelizyque.cl, felices estaremos en recibir tus comentarios como sugerencias.

Soyfelizyque

Una invitación a ser feliz!.