Regalar felicidad

Te ha sucedido que ciertas ocasiones especiales como: cumpleaños, navidades,  aniversarios, entre otros, consideramos los gustos de la persona a la cual estamos celebrando pero siempre desde la perspectiva de cómo podremos causar además de su sorpresa, gran felicidad al recibir nuestro presente/regalo?. Pero durante el proceso de búsqueda de escoger entre un objeto o una experiencia que cumpla con lo anterior, siempre nos queda duda de cuál de ellos causará mayor impacto?. Bueno entre los artículos que leemos encontramos diversas opiniones al respecto,  y llegamos a la conclusión que si determinas el tipo de felicidad que deseas proporcionar al otro antes de comprar,  sin duda te ayudará a encontrar ese regalo/presente ideal.

Un reciente estudio comparó los efectos de las compras de objetos materiales, tales como altavoces portátiles y máquinas de café, con las compras de tipo experienciales, como por ejemplo, entradas para un partido de hockey o un viaje para esquiar el fin de semana.
Las compras de objetos materiales pueden generar tanta felicidad como los de tipo experienciales – la diferencia consisten en que se trata tan sólo de un tipo diferente de felicidad, según concluye un estudio realizado por Society for Personality and Social Psychology (Weidman & Dunn, 2015).
El hallazgo resulta fascinante porque hasta ahora el momento los estudios habían sugerido que las compras de tipo experienciales eran superiores en cuanto a generar más satisfacción y por tanto, felicidad. Debemos recordar que las compras experienciales incluyen actividades tales como vacaciones, entradas para un concierto o una visita al spa. Por otro lado, las compras de materiales, sin embargo, pueden proporcionar satisfacción a largo plazo, según sugiere esta nueva investigación.

Para la realización de este estudio, los investigadores solicitaron a los sujetos llevar un registro de sus niveles de felicidad cinco veces al día durante dos semanas. El estudio comparó los efectos producidos por las compras de objetos materiales, tales como altavoces portátiles y máquinas de café, con las compras de tipo experienciales, como por ejemplo entradas para un partido de hockey o un viaje para esquiar un fin de semana, generaban casi siempre ráfagas intensas pero cortas de placer que tendían a desaparecer con el tiempo. Por el contrario, las compras de objetos materias implicaban dosis más pequeñas pero repetidas de felicidad que perduraban a través del tiempo durante semanas. Sin embargo, cuando las personas  recordaban  en retrospectiva sus compras después de seis semanas, fueron las experiencias las que les generaron más satisfacción.
El Doctor Aaron Weidman, autor principal del estudio, dijo al respecto: La decisión de comprar un objeto material o una experiencia de vida, por tanto, puede reducirse a qué tipo de felicidad quiere uno crear. Considere a un comprador en estas temporadas de fin de año decidir entre adquirir entradas para un concierto o un nuevo sofá para la sala de estar. El concierto sería una emoción intensa gracias a una noche espectacular, pero rápidamente esta experiencia va a terminar, y ya no proporcionara más felicidad episódica, aparte de un recuerdo feliz. Por el contrario, el nuevo sofá nunca  proporcionará un momento emocionante tal cual la experiencia del concierto, pero mantendrá acomodado y confortable a su propietario todos los días durante los meses del invierno.

Sin duda los contenidos anteriores pueden ayudarnos a escoger, pero más allá del fin de regalar, consideramos que el proceso de dedicar nuestro tiempo a buscar el mejor regalo/presente para el otro, que incluso no tiene porque ser comprado porque incluso puede ser creado por nosotros mismos, ya es un gesto que además de provocar felicidad a quien lo recibe, nosotros también somos felices al sentirnos generosos de poder compartir la instancia de ser feliz a otro.

Tus comentarios y opiniones respecto a este tema, las esperamos felices en contacto@soyfelizyque.cl

Soyfelizyque

Una invitación a ser feliz!.