Sonreír para ser feliz?

Alguna vez has escuchado que la sonrisa es sinónimo de felicidad? Entonces eres testigo de una de las creencias sociales que ha sido puesta prueba por especialistas en psicología como científicos.

Y es que si bien, con el pasar del tiempo algunas posturas científicas indican que no necesariamente estarían relacionadas, en el presente contenido hemos considerado comentar acerca del origen como beneficios que sí son atribuibles y que no están en duda.


<< si deseas obtener en forma EXCLUSIVA nuestros contenidos, novedades, lanzamientos y mucho más, suscríbete a nuestro👉News Letter 👈>>

Entonces desde cuándo sonreímos? Desde que nacemos! Las técnicas 3D de ultrasonido han demostrado que desde somos fetos sonreímos mientras nos desarrollamos dentro del vientre materno.

Cuando nacemos continuamos sonriendo, especialmente mientras dormimos. Incluso los bebés ciegos sonríen cuando escuchan una voz humana.
 La sonrisa es una de las muestras de expresión biológicas comunes entre todos los humanos. Los bebés de 10 meses interpretan las expresiones faciales con excepcional precisión y son capaces de sonreír selectivamente ofreciendo una sonrisa educada a un extraño y reservando la sonrisa genuina para su madre. 

La sonrisa comienza siendo más amplia y se reduce con la edad. Así pues, nacemos sonriendo, lo que tenemos que hacer es trabajar para no perderle e incluso, para ayudar a otros a desarrollarla y por qué?  Porque la sonrisa es un instrumento encaminado a establecer vínculos sociales y como seres humanos, necesitamos relacionarnos con otros.

Por tanto, es posible que en la vida cotidiana se den con mucha frecuencia casos en los que una persona que sonríe con más frecuencia, tenga mayor facilidad para generar vínculos sociales. Pero no necesariamente 
es la señal fija e inevitable de una emoción básica, primitiva llamada “felicidad”.

Porque las personas felices no necesitan sonreír, ni sonreír es un indicador necesario de felicidad. Porque lloramos en los momentos de éxtasis nuestra vida (evitando las sonrisas) y evitamos las sonrisas, cuando nuestro equipo favorito hace un gol o gritamos eufóricos exagerando nuestra gesticulación pero no estamos sonriendo hasta minutos después y estamos felices, por ejemplo.

La sonrisa en muchas ocasiones es el resultado de un estado de bienestar o placer, pero en otros casos el simple hecho de sonreír lo que nos hace sentir mejor. Aunque nuestro sentido común conozca esta teoría, la ciencia le puso un nombre hace ya algunos años cuando Charles Darwin enunció la hipótesis del feedback facial. Bien los avances de la neurociencia han revelado que Darwin, una vez más, tenía razón ya que con técnicas de neuroimagen se ha demostrado que la sonrisa de otra persona activa nuestro propio circuito de recompensa.

Esto nos explica por qué es beneficioso hacer sonreír a alguien que no está pasando por un buen momento y aún más interesante, cuando estamos mal nosotros, cambiar nuestra sonrisa y nuestra postura corporal nos ayuda a transformar nuestras emociones. A
demás, si somos capaces de utilizar el sentido del humor, aún nos podría ayudar más.

Sonreír día a día aunque no se tenga motivo subjetivo explícito es gratis, y aunque la ciencia aún no haya comprendido el fenómeno en su totalidad, sabemos que los beneficios causados por compartir (regalar y recibir) una sonrisa, siempre serán saludablemente bienvenido(a).

Y tú, sonríes frecuentemente? Tus opiniones y comentarios, las esperamos felices a
contacto@soyfelizyque.cl
Este contenido ha sido creado con muuuuuuuucho❤️ como todas las creaciones de nuestra👉👉Tienda.soyfelizyque.com 👈👈  ¡Visítanos! www.soyfelizyque.com #sfyq #soyfelizyque #unainvitacionaserfeliz #yosoysfyq #tiendasfyq

 <<Te recomendamos leer nuestra nota relacionada:"Autoestima, Bienestar, Salud y Felicidado  ver nuestro vídeo publicado: "Pensar Antes de Hablar"">>



Soyfelizyque

Una invitación a ser feliz!.