Metas de vida causan felicidad

A menudo pensamos tener todo definido en nuestras vidas. Es más, incluso podemos estimar en las etapas de nuestra vida, lo que esperamos y que sin duda asociarnos también con nuestra propia felicidad porque en ellas delegamos un sentido para nuestra vida. Sin duda, lo anterior contribuye a planificarnos, enfocando nuestros esfuerzo a un objetivo determinado y motivándonos a alcanzar esa meta, que puede ser la consecución de un objetivo tangible o de una experiencia de vida. El problema es cuando nos arraigamos profundamente a ella, con tanta ansiedad que en el camino de su cumplimiento puede volverse tortuoso y nos perdemos, olvidándonos de vivir ese proceso, el cual nos aporta a nuestra propia vida. 

Pero qué sucede cuando esa meta se cumple? Lo más probable que el bienestar producido, con el tiempo se vaya diluyendo y junto con ello, todo las emociones que asociábamos al obtenerla. Además está comprobado científicamente que el efecto placebo sobretodo en la consecución de metas, tarde o temprano se cumple.... Y qué sucedería, si la meta fue sobrevalorada? Tendría un afecto más negativo aún, porque las expectativas y esfuerzos invertidos, aumentarán nuestro descontento. 

Entonces que se puede hacer si nos sucede las situaciones descritas? Nuestra sugerencia, es evaluar nuestras metas personales y cómo vamos con el camino que nos hemos trazado.  Si observamos algún cambio, en la meta o el camino, realizar los ajustes correspondientes según nuestras realidad presente (realizo el énfasis porque permite dar un base) y durante el viaje,  aprender a observar y a disfrutar para llegar a destino.  Y cuando alcancemos ese objetivo, disfrutar el logro y reflexionar sobre el mismo respecto a las lecciones aprendidas del proceso para considerar en nuestra vida diaria y compartir la experiencia con otros. Sólo así podremos mantener un efecto más duradero del cumplimiento de esa meta.

Pero qué sucede cuando las condiciones no están dadas para llegar a ese destino, y por situaciones externas se aleja más y más, pese que ya lo hemos entregado todo.....Será positivo seguir ?

En mi experiencia personal, cuando las condiciones son tan adversas e hiciste tu mejor esfuerzo por un periodo de tiempo y no ves avances, es el mejor momento para replantearse si es o no lo más indicado para uno. Porque hacer un reflexión te permite visualizar a distancia la realidad y será más beneficioso que no hacer nada o bien, dejar que te visite la frustración. Y desde la óptica del proceso, lo anterior no es un fracaso sino más bien una fuente infinita de enseñanza. Porque dicha experiencia no proviene de terceros, ni tampoco de la teoría, sino de tu propia valentía! Además, esto permite medir tus propias capacidades, reconocer que aspectos puedes fortalecer y que consideraciones podrías tener para un presente/futuro donde te veas expuesto(a) a lo mismo. Si a lo anterior sumar que puedes compartir esa experiencia con más personas, no tan sólo contribuirás a la vida de los demás, sino tendrás un profundo bien-estar contigo de poder ayudar al bien-estar de otros (favor leer que he separado la palabra con una clara intención!)
Entonces, como vas con tus metas personales? Siguen el camino trazado o  has perdido el camino?. Te invitamos a reflexionar al respecto y a compartirnos tus experiencia a contacto@soyfelizyque.cl

Soyfelizyque

Una invitación a ser feliz!.