Peso emocional

Seguramente si pudieses analizar tu vida desde el punto de vista de los sentimientos, podrás encontrar un abanico de emociones que van desde los negativos hasta los más positivos.

Y seguramente, cuando leías el párrafo anterior, llegaron a ti todos esos recuerdos que representan esas experiencias más significativas que has vivido.  Finalmente cuando recordamos esas emociones,  volvemos a sentir,  sin discriminar si son buenas o malas.

Pero en el caso de estas últimas,  cuando esas situaciones de vida no han sido aceptadas, nos van generando un peso emocional que con el tiempo puede volverse muy pesado. Pesa en los hombros, pesa en el cuerpo, pesa en las piernas, en los brazos, en la inmunidad, pesa en la decisiones de nuestra vida diaria.

El peso emocional no pueden medirlo los demás, sino nosotros mismos. Cada persona es capaz de saber qué tan a gusto o a disgusto se siente con una experiencia determinada. Pero, ¿cómo puedes identificar su existencia?, aquí compartimos algunas maneras de cómo identificarlos: 
  • Revivir constantemente situaciones del pasado.  
  • Mantener una concentración baja (cuesta concentrarnos en lo que hacemos y divagamos)
  • Estrés al decidir de cómo actuar por temor a revivir situaciones del pasado en el presente/futuro.
  • Comenzar con malestares o cansancio físicos cuando se reviven esas emociones: dolores de espalda, cabeza, cuello, pérdida de energía.
  • Hipersensibilidad hacia las situaciones más pequeñas que afectan enormemente. 
  • Sensación de irrealidad. En ocasiones, tenemos la sensación de que el mundo va por un lado y nosotros por el contrario.
  • Pensamientos negativos y baja motivación.
Y ¿que podemos hacer para disminuir ese peso emocional? Sólo requiere un alto  compromiso, presencia, responsabilidad sobre los propios actos y sobre todo, tolerancia a la frustración, dejando de lado las excusas, justificaciones o victimizaciones que pueden llegar a impedir que se genere una reestructuración de mi creencia personal, un cambio en mis hábitos. Por lo tanto durante el proceso, aceptar nuestras emociones, respetar nuestros momentos de introspección o tristeza, llorar cuando sea preciso, son necesarios.

Libera tus emociones, aligera peso y acéptate, todo lo que eres, te enorgullece y todo lo que eres y no te enorgullece. Y recuerda que cambiar siempre es posible! Cuídate como cuidas a un amigo querido, y si necesitas ayuda profesional para generar el cambio, hazlo sin dudar! Recuerda, cambiar y buscar el bienestar es el camino para la felicidad y sólo depende de ti!.

Y recuerda si te gustó este contenido, envíanos tus comentarios y opiniones, las cuales felices esperamos en contacto@soyfelizyque.cl. El cual hemos creado con muuuuuuuucho❤️ como todas las creaciones de nuestra👉👉Tienda.soyfelizyque.com 👈👈  ¡Visítanos! www.soyfelizyque.com #sfyq #soyfelizyque #unainvitacionaserfeliz #yosoysfyq #tiendasfyq

 <<Te recomendamos leer nuestra nota relacionada:"Autoestima, Bienestar, Salud y Felicidado  ver nuestro vídeo publicado: "¿Influyen tus emociones al comer?">>





Soyfelizyque

Una invitación a ser feliz!.